Preguntas Sobre Compostaje

Al elegir una ubicación asegúrate de que la compostadora está situada en un emplazamiento de fácil acceso desde la casa y el jardín. Piensa en los vecinos y colócala al menos a 0’5m de su propiedad. La compostadora debe estar directamente sobre el suelo, esto permite que los microorganismos tengan acceso a su compostadora. Deberá encajar la rejilla (accesorio) en la base de su compostadora para protegerla de los roedores. La superficie debe ser de tierra, no son recomendables los suelos de hormigón, piedra y asfalto. Se dificulta el compostaje si instala la compostadora en el sol o en semi-sombra. La compostadora necesita el calor del sol para evaporar el agua pero no debe secarse por completo. Hay que instalar la compostadora en un lugar protegido del viento pero no sin aireación, el movimiento del aire es importante ya que necesita aire fresco.

El primer llenado de la compostadora se realiza con material voluminoso, por ejemplo hojas o ramas para formar la capa inferior. Esto hace que sea más fácil que el aire entre en la compostadora desde la parte inferior y se drene mejor el exceso de agua. Hay que asegurarse que se mezclen los desechos de cocina y jardín para las capas siguientes. Si usted tiene cualquier compost activo lo puede añadir a la capa inferior.

Cuanto mejor sea el compost que se mezcla, más fácil y mejor compostará. No se debe llenar la compostadora de golpe, es mejor llenar lentamente con los residuos orgánicos producidos a diario. Los residuos de cocina tienen un alto contenido de agua. Asegurar una buena aireación y un buen suministro de aire, es muy importante para conseguir un buen compost. Los residuos húmedos se tienen que mezclar con los secos y los materiales gruesos con los finos.   Recuerde: Su compostadora no es un montón de basura, no se puede tirar de todo sin consideración. Si quiere que cumpla su función correctamente, debe agregar selectivamente los residuos.

Residuos de frutas y hortalizas, posos de café, hojas de té, cáscara de huevo (triturado), plantas de maceta, flores cortadas, retales de césped y hojas.

Consejo: los restos húmedos deben mezclarse con los secos y los materiales gruesos con los finos. Si se dispone de una buena aireación, no hay nada que pare la producción de un buen compost. Asegúrese de que el compost se mantiene humedecido. El compost no debe estar demasiado seco ni demasiado húmedo. 

Carne, pescado, restos de comida, pan, embutidos, corteza de queso, huesos, plantas enfermas, cenizas de carbón o carbón vegetal, cigarrillos, bolsas de aspiradora, basura, medicinas y cáscaras de nuez.

Para obtener un mejor compost de residuos de cocina en invierno, debe añadir hojas secas y restos de jardín, recolectados en otoño. El compost se ralentiza durante los meses de frío.

Puede realizar un test para determinar que el compost está listo:  

1. Llene un tercio de un frasco con abono, disperse semillas de berro sobre el abono, riéguelo y tápelo.  

2. Observe como crecen las plantas.

3. Si las plantas se vuelven verdes y las raíces son de color blanco, el compost está listo para ser usado. Si las plantas que nacen son de color marrón el compost no está listo.

Este sitio utiliza cookies. Si sigue navegando consideraremos que está aceptando su uso. Más información sobre las cookies