Preguntas Agua de lluvia

Para recuperar el agua de lluvia se necesita una superficie captación(cubierta, terraza,…) lo más limpia posible. El agua se debe recoger en una conducción o bajante pluvial y pasarla por un filtro para limpiarla de suciedad, una conducción del agua (un bajante pluvial) y un filtro para captar el agua y un depósito para almacenarla.

Es muy recomendable filtrar la suciedad del agua de lluvia antes a almacenarla. Como más limpia almacenamos el agua, mejor será su calidad final. Existen todo tipo de filtros según la instalación desde filtros de bajante a filtros para depósitos soterrados.

Se puede recuperar el agua que cae en terrazas y zonas limpias. No recomendamos en ningún caso recuperar agua de calles o carreteras por sus cargas de aceites y hidrocarburos.

Para calcular la capacidad del depósito puede utilizar nuestra herramienta web que le aconsejará una medida óptima dependiendo de su ubicación, los m2 de recogida y el consumo de agua.

Los sistemas de recuperación de agua de lluvia para instalación en superficie los puede montar cualquier persona con unos conocimientos de bricolaje básicos. Los sistemas soterrados son más complejos porqué necesitamos excavar, conectar todas las tuberías a niveles,… y recomendamos que lo instale un profesional.

El agua de lluvia es agua no potable. Podemos utilizarla para cisternas del WC, la lavadora, la limpieza o el riego.

El agua de lluvia debidamente filtrada, puede utilizarse para todos los usos no potables dentro de la vivienda, como el WC, la lavadora o la limpieza.

Si. El agua de lluvia es un agua destilada sin cal, lo que es ideal para el lavado de ropa necesitando hasta un 50% menos de detergente y suavizante. Además evita las calcificaciones en la resistencia de la lavadora.

Amplios análisis bacteriológicos demuestran, que la utilización de agua pluvial ni empeoran la calidad de lavado ni aportan gérmenes durante el proceso de lavado a la ropa lista para ser guardada en el armario. Los dictámenes periciales correspondientes demuestran que es precisamente la ropa sucia la que alberga gérmenes morbíficos y no la ropa lavada con agua pluvial.

Para utilizar el agua de lluvia en usos como el WC o la lavadora necesitamos una instalación paralela de distribución de agua no potable. Esta debe ir desde el punto de bombeo hasta los puntos de utilización. Es ideal preparar la instalación durante la construcción de la casa, en caso de que ya esté construida se debe ver la posibilidad de adaptación.

Cuando la casa ya está construida y no es posible la adaptación se suele colocar un sistema de recuperación de agua de lluvia para utilización exterior. El riego del jardín o huerto, limpieza de suelos o limpiar el coche son los usos más comunes.

El depósito se conecta al bajante mediante un filtro colector que se instala en el bajante pluvial. Este filtro recoge parte del agua del bajante, la filtra y la conduce al depósito por la conexión. Al mismo tiempo el filtro de bajante actúa de rebosadero cuando el depósito está lleno.

Cuando el depósito exterior está lleno el mismo filtro realiza la función de rebosadero automático y el agua continua por el bajante, lo que impide que el agua salga por la tapa del depósito.

Los tanques soterrados o los tanques de bodega deben contar con un rebose (compruebe las instrucciones de montaje), que canalice el agua excedente directamente a la canalización o a un sistema de drenaje mediante filtración al agua subterránea.Lo más sencillo, pero no ideal desde el punto de vista ecológico, es llevar el agua a la canalización a través de una conexión directa a ésta. Al conectar su tanques a la canalización debe controlar especialmente la zona de reflujo del canal. La zona de paso del agua debería situarse por ello por encima de la zona de reflujo. En su caso debería montarse una trampilla de reflujo.

Se pueden conectar tantos depósitos como se desee en paralelo. Lo que es importante es conectarlos por la parte interior si queremos que actuen a un solo nivel.

Los depósitos de superficie llevan un kit de fijación a la pared compuesto por dos argollas que se fijan al depósito y que mediante dos alcayas se pueden fijar a la pared.

No hace falta vaciar el depósito. Se debe dejar el grifo abierto para evitar que se rompa por las heladas y cambiar la posición del filtro a función invierno para que no entre agua al depósito.

Por una parte la entrada de agua procedente de los tubos de bajante pluvial y una salida de rebosadero que debe ir a una red de saneamiento o un sistema de infiltración al terreno.

Para la instalación de un depósito soterrado hay que realizar un foso con una holgura de 50cm respecto las medidas del depósito, una base de grava 15-20cm y compactación con grava graba redonda 8/16mm hasta cubrir el cuerpo del depósito. El recubrimiento superior se hace con la misma tierra que el resto de la superficie.

La mayoría de depósitos permiten el paso de coches (hasta 3.5T). Se debe colocar la cubierta de fundición para que el vehículo pueda pasar por encima.

No hay un tiempo definido para la limpieza del filtro, depende de la suciedad de la cubierta. Lo que se debe hacer es un control periódico para evitar que el filtro quede lleno de hojas y quede obturado.

El mantenimiento y limpieza de los depósitos se debe hacer alrededor de cada 5 años.

Para el riego de jardines con agua pluvial suelen resultar suficientes equipos sencillos y económicos. Si usted tiene un jardín que necesita mucho riego le recomendamos instalar un depósito de plástico soterrado.

Debería conectar un filtro antes del depósito. Usted necesitará para la extracción de agua del depósito una bomba de jardinería con tubería de succión, siempre y cuando no se decida por una bomba de inmersión o una bomba de presión de inmersión. Los depósitos y filtros deben vaciarse y desmontarse en invierno, a no ser que se encuentren a una profundidad a salvo de heladas. También las bombas tienen que desmontarse.

Los depósitos soterrados resultan ideales para almacenar agua pluvial, ya que la tierra preserva el container del calor y de la luz. La temperatura del agua en los depósitos soterrados oscila en el transcurso del año entre 6 y 8° C. La oscuridad evita la formación de algas y que se pudra el agua. Por otra parte, el frescor del agua hace imposible la formación de microorganismos o bacterias, y en consecuencia la reproducción de éstos, ya que para ello faltan el calor y los nutrientes necesarios. En aquellos casos en los que no es posible instalar un depósito de agua de lluvia, se optará por los depósitos de bodega, queno dejan pasar la luz. Para evitar un calentamiento del agua y por consiguiente la formación y reproducción de algas y gérmenes, los tdepósitos de bodega se deben montar siempre protegidos de la luz y en un ambiente fresco. No resulta necesario tratar químicamente el agua pluvial y ni se debería realizar.

Las dimensiones de su depósito dependen especialmente del uso al que destine el agua pluvial, (riego de jardines o cisterna de WC y lavadoras) así como del número de personas que residen en su casa.

Los pequeños depósitos de agua pluvial pueden conectarse sin problemas mediante conexiones para depósitos colocadas en la base del depósito formando una batería con mayor capacidad de acumulación. Esto siempre resulta interesante, cuando los caminos de acceso o el espacio disponible resulta pequeños y hacen imposible la colocación de un depósito mayor. (por ejemplo en una bodega).

Los depósitos soterrados y los filtros necesitan una apertura o pozo lo suficientemente grande para poder ser limpiados correctamente en caso de necesidad. El depósito y los filtros están soterrados normalmente a una profundidad a salvo de heladas, por lo que esta apertura no debe ser solamente lo suficientemente grande, sino lo suficientemente alta. Dependiendo de la profundidad de embutido, puede que la altura del pozo estándar no resulte suficiente. Por este motivo ofrecemos extensiones de cúpulas y arquetas de registro nuestros tanques y filtros soterrados, que en caso de necesidad pueden ser montados varias veces supuestos o de manera recortada.

Las series de depósitos soterrados están disponibles en variates transitables para automóvil o camión.

P. ej. Cristall transitable para automóviles
Capacidad de 1,600 a 2,650 litros

Carga sobre eje 2.2 t en relación con telescópioy cubierta de fundición. Clase B o pozo de bóveda telescópica BEGU. Deben seguirse todas las indicaciones contenidas en la instrucciones de montajes.

Su container siempre necesitará una entrada apaciguada y un sifón de paso al container, si utiliza el agua pluvial para limpiar el WC o para la lavadora. La entrada apaciguada permite por una parte que las partículas de impurezas desciendan hasta posarse en la base del container, donde forman una capa de sedimentación. Esta capa, que resulta de gran importancia para la calidad del agua almacenada, también protege si se introduce el agua despacio para evitar que esta capa se descomponga al arremolinarse el agua. El sifón de rebose garantiza, que las partículas que flotan en la superficie del container salgan al exterior del container con regularidad y que el sifón no transmita olores o gases a través del sifón a la canalización. El agua del container permanecerá clara y sin olores, gracias a estas dos medidas básicas. Junto con el prefiltro resultan de una importancia capital para obtener una buena calidad de agua y para el funcionamiento de la instalación de agua de lluvia y son clasificadas dependiendo del prefiltro como nivel de limpieza 2 y 3 de una instalación de agua pluvial.

Si desea utilizar el agua pluvial almacenada también para la cisterna del WC y para la lavadora, les recomendamos una extracción flotante para extraer el agua del depósito. La extracción de agua está compuesta de un balón flotante, manguera de succión, válvula de retroceso y cesta de succión. La pelota flotante mantiene la apertura de succión con un filtro preciso aprox. 10 cm por debajo de la superficie del agua, de forma que la extracción del agua siempre se efectúa en la zona más limpia. La extracción flotante representa el cuarto nivel de limpieza en la instalación, tras prefiltro, entrada apaciguada y sifón de rebose. A esta extracción se conecta la cisterna del WC y la lavadora.

En una larga época de sequía, puede suceder que el agua pluvial recolectada no cubra el consumo. En estos casos no queda más remedio que conectar a los puntos de entrada de la instalación a la red pública de agua potable. No obstante, hay que tener en cuenta que no se puede interrumpir la alimentación con agua potable, cuando la cisterna del WC y la lavadora están conectados a la instalación de agua pluvial. Resulta útil montar un aparato de control automático para la alimentación con agua potable, de manera que únicamente se de paso a tanto agua potable al interior del container como el que se precise en ese momento concreto. Para ello el container cuenta con un sensor, que emite una señal al aparato de control en cuanto el nivel de agua almacenada caiga por debajo del nivel mínimo, abriéndose a continuación una válvula magnética para realimentar con agua potable. En el display de fácil manejo de nuestro nuevo aparato de control Aqua-Control + podrá informarse en cualquier momento sobre el nivel del agua en su depósito en pasos de 1%. Además puede introducir el volumen de llenado manualmente, a fin de no derrochar agua potable. En caso de escasez de agua, el aparato conmutará automáticamente a la alimentación con agua potable. Además el aparato dispone de una protección de marcha en seco a través de la bomba. El aparato de control Aqua-Control + garantiza de esta manera un funcionamiento correcto del conjunto de la instalación y resulta rápido y seguro de instalar.

Muchos son los ministerios, ciudades, países y comunidades que reconocen la necesidad de ahorrar agua potable, entre otros motivos por lo cara y escasa que es, subvencionando la recuperación y el aprovechamiento de agua pluvial. Hay ciudades que han confeccionado un programa de subvenciones locales, por lo que debería consultar en su oficina de medio ambiente o urbanismo. También puede aprovechar para ello nuestra base de datos subvenciones. Aquí encontrará amplia información sobre más de 3000 programas de subvenciones

Estas tareas debería encargarselas siempre a un paisajista o jardinero, o a un instalador de calefacciones y sanitarios, o a una empresa constructora. Se seguirán siempre las indicaciones de nuestras instrucciones de montaje.

Para el montaje y puesta en marcha de una instalación de agua pluvial deben tenerse en cuenta algunos procedimientos de autorización así como algunas pocas disposiciones legales y normas. Dado que la legislación urbanística y de construcción forma parte de la legislación nacional y la gestión del agua potable y de aguas residuales está sujeta a la competencias municipales, sólo podemos comentar genéricamente el asunto del montaje y la puesta en marcha. Al final usted deberá consultar personalmente en la autoridad urbanística, o en la oficina de aguas y gestión de residuos, qué legislación concreta le afecta a usted. Rige de manera general, que la construcción y puesta en marcha de una instalación de agua pluvial no puede impedirse, cuando ésta cumpla lo dispuesto en las normas pertinentes (p. ej. DIN-Normen). Las bases para la instalación de un equipo están contenidas en las "documentación equipos de agua potable” y DIN 1986 "Instalaciones de eliminación de agua para edificios y terrenos". Si se monta una instalación de GRAF, queda garantizado el cumplimiento de estas normas.

Este sitio utiliza cookies. Si sigue navegando consideraremos que está aceptando su uso. Más información sobre las cookies